Ex-Ingenieros de Apple crean Pearl, el Nest de los automóviles

Ya hace 3 años que Bryson Gardner, Joseph Fisher y Brian Sander salieron de Apple tras un tiempo trabajando en las divisiones encargadas del desarrollo del iPhone y el iPod. Entonces, en 2013, decidieron fundar su empresa, dedicada a llevar la tecnología a la industria automovilística. Y poco tiempo después, con cincuenta millones de financiación aportados por inversoras como Shasta Ventures y Accel Partners, ha presentado oficialmente Pearl Coche que, conforme Recode, es una compañía dedicada al desarrollo de dispositivos para integrar la tecnología en turismos que ya llevan tiempo circulando.

imgcrop

Esta startup, que actualmente ya supera los setenta empleados (cincuenta de ellos son viejos trabajadores de Apple), es famosa por muchos ya como el Nest de los vehículos, y termina de presentar su primer producto. Se trata de Pearl RearVision, una cámara de videovigilancia y un sistema de alarma capaces de producir imágenes de alta definición de todo cuanto hay tras un turismo a la pantalla de un móvil inteligente.

La instalación del dispositivo es tan fácil como poner una matrícula usual, lo que le aporta ventajas respecto a muchos contendientes, de instalación considerablemente más compleja. Tiene exactamente la misma forma que un marco de matrícula y se poner rodeando esta. Sus autores han anunciado que el software integrado en el dispositivo se actualizará de manera automática y de forma periódica (y sin precisar tener que conectarlo a ningún computador para esto), lo que contribuirá a que esté siempre y en toda circunstancia al día, y va a poder adquirirse por un costo de cuatrocientos noventa y nueve dólares estadounidenses.

Las funciones de RearVision se amplían con las posibilidades que ofrece el móvil en el que estén instalados. Por servirnos de un ejemplo, en lo que se refiere a las imágenes y el vídeo que transmite la cámara. El teléfono deja ampliarlas, reducirlas o bien desplazarse por el vídeo emitido.

Este dispositivo es el primero de una serie concebidos para que los dueños de los vehículos no deban recurrir a costosos sistemas para integrar las nuevas tecnologías en sus turismos. Ni de forma directa, como sucede habitualmente, a adquirir un vehículo nuevo que integre las que precisan. Y se ha comercializado al hilo de una nueva directiva para U.S.A., anunciada por la Administración de Seguridad del Tráficos en Autopistas Nacionales, que dicta que ya antes de mayo de 2018, todos y cada uno de los turismos nuevos deben tener cámaras de visión trasera. Como consecuencia, se ha disparado su demanda.

“No deseábamos comentar con algo con lo que debamos persuadir a la gente de que lo precisan. Empezamos, a propósito, con algo que los usuarios ya quieren“, ha dicho Bryson Gardner. Como hemos mentado, esta cámara es el primer producto de Pearl, que tiene planeado ofrecer múltiples elementos para automóviles ya en circulación.

Asimismo emplearán los datos anónimos que recogen las cámaras RearVision para tomar resoluciones relacionadas con los dispositivos a lanzar. De hecho, en función de su tasa de instalación, el metraje de las cámaras puede asistir a progresar y desarrollar las tecnologías de futuro de Pearl Coche.