¿Debió seguir Two and Half Men sin Charlie Sheen?

Two and Half Men fue una de las mejores series de la década pasada, sin embargo, es el ejemplo claro de lo que una historia se convierte cuando no termina cuando debiera ser. A pesar de ello, no hay que ser demasiado rudos, la serie con Ashton Kutcher no es mala, pero sin duda no es ni la mitad de lo que era con Charlie Sheen.

Two and Half Men

Charlie Harper era uno de esos personajes sarcásticos y graciosos los cuales se vuelven tus favoritos tras unos cuantos episodios. Por otra parte su hermano Alan Harper era tonto y tacaño, que combinado la inocencia de Jake, el hijo de Alan, hacían un trio perfectamente balanceado.

Debido a esto, se esperaba que el personaje de Walden fuera un poco parecido al de Charlie Harper, pero esto no fue así. Si bien Walden atrae a muchas mujeres igual que Charlie, carece de ese humor que Charlie le imprimia a la serie. Lo anterior sin duda le quito mucho balance a la serie. Debido a lo anterior, tal vez hubiera sido mejor que se terminase la serie y que fuera recordada como un clásico, a que nos dejara con el mal sabor de boca de sus temporadas de hoy en día.

Más información de esta y otras series en seriesly