Beneficios de la impresión 3D

El uso de la impresión 3D es cada vez más popular y está revolucionando el sistema de fabricación en muchas industrias. De hecho, la fabricación aditiva se está convirtiendo en una alternativa a técnicas de fabricación como el moldeo por inyección. ¿Cuáles son las ventajas de la impresión 3D? ¿Para qué industrias y aplicaciones puede ser especialmente útil?

Desde la medicina a la ingeniería pasando por la moda, la fabricación aditiva ofrece posibilidades diferentes y adaptadas en función del sector, la aplicación o el tamaño de la empresa que la utiliza. Descubra el potencial de esta técnica de fabricación para su empresa.

1. Capacidad de respuesta y rapidez de producción

La fabricación aditiva es una buena solución si necesita acelerar el desarrollo de su producto. Conseguirá que las iteraciones se realicen con mayor rapidez y eficacia que con otras técnicas de fabricación. De hecho, la impresión 3D es la técnica de prototipado rápido más avanzada, sólo se necesita un archivo 3D para desarrollar su proyecto, lo que permite realizar modificaciones, ajustes e iteraciones en el menor tiempo posible. Este proceso sustituye semanas o meses de desarrollo por días. Esto significa que si no está satisfecho con sus primeras piezas, puede realizar múltiples iteraciones, hacer cambios e imprimir nuevas versiones. Tanto si está probando prototipos de trabajo como si está desarrollando un diseño, este método de fabricación le ayudará a ahorrar tiempo tanto en la creación de prototipos como en la producción.

La aceleración del desarrollo de productos se traduce en un tiempo de producción más rápido para su proyecto. Desde la automoción hasta la arquitectura, pasando por los bienes de consumo, la capacidad de respuesta que puede ofrecer la impresión 3D es útil para todos los sectores, a todos los niveles y escalas.

Estos plazos pueden ser interesantes para la validación de conceptos, pero también para el desarrollo de piezas necesarias para emergencias médicas en particular. La flexibilidad y la capacidad de respuesta que ofrece la fabricación aditiva quedaron demostradas durante la primera oleada de la crisis COVID-19. Cuando los métodos de fabricación tradicionales ya no podían producir con la suficiente rapidez o en cantidades suficientes, la fabricación aditiva resultó ser la alternativa. De este modo, los adaptadores para los respiradores y las protecciones adecuadas para el personal de enfermería pudieron imprimirse rápidamente en todo el mundo.

2. Libertad de diseño

Una de las grandes ventajas de la impresión 3D es la libertad de diseño. La impresión 3D le permite liberarse de las limitaciones de los métodos de fabricación tradicionales, permitiéndole recrear todas sus ideas y convertirlas en objetos reales. Incluso las geometrías más complejas se vuelven accesibles.

La creación de un diseño para un proceso de impresión 3D capa por capa es diferente a la creación de un modelo para el moldeo por inyección o las técnicas de fabricación sustractiva.

El potencial del diseño para la fabricación aditiva puede darle la flexibilidad y la libertad que necesita para desarrollar sus proyectos.

Sin embargo, el diseño para la impresión en 3D plantea muchos interrogantes. Hay que aprender a pensar de forma aditiva, a abrir las posibilidades en cuanto a formas, geometrías y también estratégicamente. Los ingenieros y diseñadores industriales expertos de Vulcano3D pueden ayudarle con estos problemas de diseño.

3. Optimización de las estructuras

Gracias a las posibilidades que ofrecen las especificidades del diseño para la impresión en 3D, es posible optimizar los productos existentes mediante la reelaboración de su estructura. Reducir el peso, aumentar la robustez, reducir los montajes: todos estos aspectos se pueden trabajar con la fabricación aditiva.

Existen diferentes tipos de optimización en función de las piezas.

La optimización topológica, por ejemplo, es un método matemático para optimizar la distribución de material en un espacio limitado. Esta técnica maximiza el rendimiento de las piezas. Pero también es posible optimizar la propia estructura. Hay muchos materiales de impresión 3D diferentes, y las características del material son elementos esenciales que hay que tener en cuenta a la hora de optimizar sus estructuras. Para reforzar sus piezas, existen estructuras específicas que aportan resistencia y ligereza, como las celosías.

La estructura de celosía permite reducir el peso de las piezas y hacerlas más resistentes.

Estas estructuras y optimizaciones se utilizan especialmente en el sector aeroespacial, o incluso en el sector médico. Los sectores más exigentes pueden utilizar estas optimizaciones, ya que es esencial obtener piezas resistentes y fiables.

La optimización del proceso de montaje a través de la estructura es también una ventaja considerable. La fabricación aditiva ofrece la posibilidad de crear objetos de una sola pieza que no requieren un montaje adicional tras la impresión. Así, se pueden crear estructuras complejas e integrar funcionalidades adaptadas para la fabricación de drones, por ejemplo, pero también a nivel global en robótica, aeronáutica, etc.

4. Personalización masiva

El cambio de productos requiere mano de obra y genera costes. Estos aumentos acabarían por hacer inviable el negocio. Cambiar el molde o la forma de producir una máquina es posible, por supuesto, pero a menudo no permite a las empresas personalizar los objetos a gran escala. Por lo tanto, antes de embarcarse en la personalización masiva, es importante identificar lo que puede cambiarse fácilmente y lo que no. Ofrecer diferentes opciones de acabado puede ser una forma inteligente de personalizar en masa.

Cuando se trata de la personalización en masa, la fabricación aditiva tiene ventajas económicas. La impresión 3D no requiere los moldes ni las herramientas específicas con las que cuentan los medios tradicionales. Con las herramientas digitales adecuadas, las opciones de personalización del cliente pueden reflejarse directamente en un archivo 3D, para ser puestas en producción al instante.

Dado que esta tecnología puede producir 1.000 piezas diferentes, se pueden imprimir en 3D productos personalizados sin generar costes fijos adicionales.

La personalización en masa supone una ventaja para muchas industrias, desde la médica hasta la de bienes de consumo, y cada vez es más común tener al alcance negocios de diseño industrial con servicio de impresión 3D Aranjuez. La impresión 3D puede utilizarse para crear piezas perfectamente adaptadas, que son útiles para la fabricación de prótesis o dispositivos médicos adaptados a las morfologías de los pacientes.  Pero esta ventaja también puede aprovecharse en otros campos, para crear, por ejemplo, gafas impresas en 3D perfectamente adaptadas al usuario. Gracias a la fabricación digital, es fácil adaptar un diseño en 3D utilizando un software de modelado en 3D e imprimiendo diferentes versiones del mismo producto. Para la personalización masiva, la fabricación aditiva será entonces el método más eficiente y menos costoso de desarrollar productos.