Ene 29

Patinete eléctrico: La comodidad de lo simple

Una de las cosas más estresantes del día a día es el tráfico, esto lo saben bien aquellas personas que viven en metrópolis. Incluso cuando somos lo suficientemente serenos para evitar tocar el claxon a la menor provocación, la intensidad en el ruido ambiental bajo este contexto es suficiente como para poner colérico a un monje budista. Esto es aún más tedioso cuando nuestro trabajo o universidad queda a solo unos pocos kilómetros de casa, lo cual no es raro en metrópolis, y si este es tu caso, tal vez debas considerar adquirir un patinete eléctrico como tu medio de transporte.

patinete electrico

La tendencia de convertir vehículos de propulsión humana a un formato eléctrico no es algo nuevo, en muchos países el uso de bicicleta eléctrica está muy extendido. El patinete eléctrico mantiene la misma filosofía, pero es incluso un vehículo más cómodo que la bicicleta eléctrica y de hecho, si ya estabas considerando a la bicicleta eléctrica como una posible compra, antes debes conocer las ventajas que tiene el comprar un patinete eléctrico, y no, no exactamente las mismas que las de la bicicleta.

El patinete eléctrico luce bastante similar a lo que esperarías de un patinete ordinario, esto nos permite acentuar dos cosas, la primera es que te puedes olvidar de un patinete que llevara un pesado y poco estético motor, y la segunda es que es menos complejo en su mecánica, y por ende más simple de dar mantenimiento que lo que requiere una bicicleta eléctrica.

patinete electrico practicidad

El patinete eléctrico nos permite la comodidad de poder viajar hasta un máximo de 30 km por hora. El control de este vehículo es sencillo y tan intuitivo como su versión mecánica, y la velocidad es comparable a la de una bicicleta eléctrica, por supuesto, no tan rápido como un vehículo convencional de motor que trabaja con gasolina, pero en el contexto de horas pico de trafico matutino y diurno, es una verdadera joya, pues si bien un coche puede ir fácilmente a una velocidad muy superior a los 30 km por hora, la ventaja de no quedar atrapado en el trafico fácilmente puede superar el promedio que tardas en llegar de casa al trabajo y viceversa, pues solo requerirás detenerte en los semáforos y, en ocasiones ni siquiera será necesario, ya que podrás reducir la velocidad para cruzar por puentes peatonales u otras infraestructuras dedicadas al peatón y que, un coche por supuesto no puede usar como atajos.

Por otra parte, si bien podemos tomar al patinete eléctrico como un vehículo más dentro de la categoría a la que corresponde la bicicleta eléctrica, no podemos comparar estos dos mencionados, ya que ambos tienen ventajas similares, pero una de las que se distingue el patinete eléctrico y que sin duda le hace para muchos, una opción más atractiva es que es un vehículo ecológico más pequeño que la bicicleta eléctrica, lo cual es más que obvio, pero una vez que también te das cuenta que de hecho es un vehículo muy ligero, las ventajas del patinete eléctrico fácilmente empiezan a llegar a la mente.

Primeramente, además de lo que hemos mencionado sobre una menor necesidad de mantenimiento y mayor fluidez de viaje, su tamaño compacto lo hace tan practico que puedes, por ejemplo, llevarlo al trabajo y fácilmente guardarlo en cualquier armario o compartimiento de la oficina, esto nos evita el problema de no tener un estacionamiento para bicicleta cerca de nuestro trabajo, también evita robos y/p vandalismo al vehículo.

Por otra parte, el patinete eléctrico puede llevarse en ascensores y/o llevarse en espacios estrechos simplemente cargándolo colocándolo contra la pared, en casos de este estilo, el patinete puede llevarse sin molestar a otros, lo cual sería imposible con una bicicleta.

Es por ello que el patinete eléctrico es una opción que deberías tomar en cuenta si estás pensando en adquirir un vehículo ecológico de este estilo.