Jun 23

Ventajas y desventajas del MP3

El formato de audio MP3 se ha convertido en un formato de facto a la hora de consumir música y, si bien no es el mejor en términos de calidad de audio, su capacidad para comprimir el audio manteniendo una calidad bastante decente ha hecho que este formato se mantenga vigente a pesar de haber visto la luz ya hace casi tres décadas, pasando por su adopción en el mercado, polémicas entre usuarios y disqueras e incluso hoy es el formato de facto para plataformas de música en streaming, como Spotify.

formato mp3

En este artículo te contaremos algunas de las ventajas y desventajas que tiene este formato de audio.

Ventajas

Practicidad:  El MP3 es un formato de audio que se puede distribuir de forma increíblemente sencilla a través de la red, esto por que, a diferencia de los archivos de audio sin perdida, el formato MP3 comprime la información redundante de un archivo de audio, requiriendo un menor espacio de almacenamiento y facilitando con ello la distribución en la red.

Si consideramos que hubo una época donde la banda ancha no existía e internet era bastante lento, uno puede comprender por qué este formato se volvió tan popular como formato de audio de facto dando pie a la aparición de sitios como MP3xd, Spotify, Tidal, entre otros, pero también abriendo la posibilidad al desarrollo de otros  mercados como el de audiolibros, invención de dispositivos como el iPod, incorporación en formatos de vídeo, etc.

Calidad: Si bien la calidad del MP3 no es de estudio, consigue alcanzar un nivel de nitidez de hasta 320 Kbps que en términos de consumo es bastante buena, razón por la cual a la hora de distribuir masivamente música vía streaming o descarga, los archivos se convierten a MP3.

Cabe destacar que no todas las personas tienen un oído capaz de apreciar la diferencia de calidad entre un archivo MP3 y el mismo audio en un archivo de audio de alta definición, con lo que a términos prácticos grandes compañías de música streaming se han decantado por el MP3 como soporte de audio.

Costo: El costo de distribución de música vía streaming es barato, lo que hace posible que nuevos artistas puedan compartir sus creaciones ya que no tienen que gastar en un soporte físico como CDs para hacer llegar a otros su música, esto también ha hecho posible la difusión de audiolibros, podcast, efectos de sonido, etc.

Sin patentes: El formato MP3 es hoy por hoy un formato libre, no requiere de pagar licencias ni regalías por patentes, con lo que es posible usar este formato de forma comercial para la difusión de música original, podcast, en sitios como tubidy, etc.

Desventajas

Derechos de autor: El formato MP3 no es un formato en el que se pueda codificar o cifrar reglas respecto a derechos de autor, por lo que es muy sencillo que la compra de una canción, audio libro, etc. Pueda ser compartido masivamente sin ninguna regalía para los autores.

Pese a esto los grandes sellos discográficos han sabido cómo adaptarse a esta problemática. En un sentido más terrenal, artistas pequeños pueden sufrir el plagio de su música si esta no se ha registrado antes.

May 08

Aparición, agonía y consolidación del MP3 como estándar de audio

Todos conocemos el formato de audio MP3, es un tipo de archivo ideal para escuchar música, esto manteniendo una calidad idónea en una optimización de tamaño de archivo excelente, todo lo cual lo hace no solo el formato preferido para descargar música, sino que también es usado para el audio de eventos de streaming, principalmente deportivos, sin mencionar que es el formato de caja de varios gigantes de servicios de música en línea como Spotify.

Sin embargo, en sus inicios el formato MP3 no fue recibido de inmediato como el nuevo estándar para el audio digital, de hecho, estuvo muy cerca de pasar a la historia. Su creador Karlheinz Brandenburg en colaboración con varios científicos más, pese a los escasos recursos financieros para el proyecto, dedicaron 12 años de estudio y trabajo para crear un formato de audio más óptimo, uno que eliminaba todas aquellas frecuencias que inaudibles para el oído humano, mejoraba la compresión y mantenía la calidad, una tecnología que, para 1993 era fantástico.

mp3 creacion y consolidacion

Estos eran tiempos en los que trabajar en una patente en la cochera de tu casa y después vendérsela a alguna empresa y hacerte millonario con regalías. Cuando presentaron el formato a Moving Picture Experts Group (Organización que establece los nuevos estándares para el audio y compresión de vídeo) fueron denominados con el nombre de MP3, mientras que su principal rival fue denominado MP2.

MP2 era un formato bastante decente si lo vemos desde el punto de vista técnico, pero, pese a esto, MP3 seguía siendo simplemente superior, ahorraba más información, tenía mejor compresión y calidad de audio excelente. Pero a nadie le importa esto, por lo menos no en el mundo de los negocios y lo cierto es que, controlar la patente de lo que sería el nuevo estándar de audio es un negocio muy lucrativo y, de hecho, no es para nada raro que MP2 fue creación de una empresa que en esencia era subsidiaria de un gigante tecnológico, Philips. Con tal arropo empresarial, MP2 tenía todo instalarse en la industria sin oposición.

Y como en la política, no importa si eres el mejor candidato, si no tienes a nadie que te vote. Mientras que Philips tenía a su merced un emporio de tecnológico para difundir su formato, Brandenburg, tal vez más por compromiso con su proyecto que por creer que podía derrotar a un gigante tecnológico, se redujo a participar en ferias de tecnología y presentar el MP3, todo a esto a la par de que su formato iba muriendo en el mercado. Aun así, un ingeniero le apoyo diseñando un reproductor gratuito MP3 (L3ENC) para dar a conocer el funcionamiento de su códec en los ordenadores.

Las reseñas de quienes probaron de primera mano el formato MP3 en sus PC fueron más que positivas, muchos usuarios expertos en este mundillo remarcaron su incredulidad ante el hecho de que un formato como MP3 no se haya extendido aún más. Este pequeño levante a la moral impuso a la creación de WinPlay 3, un reproductor MP3 para Windows 95 gratuito, el cual colgaron para su descarga en el portal de internet de su universidad, en donde también la posibilidad a los usuarios de colaborar con el proyecto mediante donaciones en caso de que el reproductor les haya gustado, sin embargo, pese a que la aprobación del formato MP3 y del software, las donaciones no superaron nunca los 500 dólares.

Todo parecía indicar que los 12 años de trabajo y desarrollo del MP3 iban a ser historia, de nada servía que el 80% de las visitas al portal de la universidad en la que trabajaba Brandenburg fueran solo para descargar WinPlay 3, ni las buenas reseñas ni ninguna otra acción que no generara dinero prometía la supervivencia del MP3, o por lo menos eso parecía, ya que la difusión de MP3 mediante internet comenzó una revolución que cruzaba distintos puntos.

Sitios como Napster se estaban encargando de difundir miles de canciones gratis mediante MP3, el formato en cuestión no estaba siendo apoyado por un conglomerado de empresas, sino por una red masiva de usuarios que encontraron en el MP3 el formato ideal para compartir y descargar pistas de audio. Philips tardo bastante en darse cuenta que el negocio que tenía planeado con el MP2 se le estaba yendo de las manos y aquellas empresas tecnológicas y de la industria musical que se unieron en la lucha de formatos, vieron como el formato que rechazaron hace unos años por mero clientelismo ahora les estaba drenando millones de dólares en ganancias.

Los años siguientes más que acabar, se mejoró la velocidad y facilidad para descargar música gratis en línea, dejando atrás las descargas mediante p2p para dar paso a un auge a descargas en sitios del como genteflow y relacionados.

El formato MP3, como mencionamos al comienzo, termino siendo adoptado como un estándar por varios gigantes tecnológicos, y si bien, MP3 es técnicamente un formato obsoleto en cuanto a la calidad de audio, sigue siendo lo suficientemente bueno y, sobre todo, practico, como para que siga siendo el formato de audio más extendido en varias industrias por varios años más.