Mar 13

Los mejores consejos para el cuidado del bebé

Pocos eventos son tan representativos y felices en la vida de una pareja como la llegada de un nuevo bebé. Pero si es tu primer bebé, muy seguramente también llegaran muchas dudas. La mayoría de los padres están más que dispuestos a los desvelos y a dar todos los cuidados que requiere el nuevo bebé, pero ¿Cuáles cuidados? Dudas como ¿Debo bañarlo todos los días? ¿Como debo arroparlo? ¿Mi bebé duerme y come normal? Son para muchos evidentes solo cuando el bebé esta en casa. Por ello, en este artículo te contamos algunos consejos que te pueden ayudar a cuidar a tu bebé en sus primeros días en el mundo.

cuidados de bebe recien nacido

Baño

Los primeros dos días es recomendable solo realizar limpieza en el área genital del bebé con agua tibia (34°C) y esponja. Posterior a que el cordón umbilical haya cicatrizado, esta limpieza se puede extender a todo el cuerpo como baño, siempre empezando por la cabeza hasta recorrer todo el cuerpo, haciéndolo de forma suave sin friccionar sobre la piel del bebé.

En lo que respecta al jabón, este debe ser neutro y, de hecho, no es un problema encontrar un jabón en el mercado diseñado específicamente para bebés. Sin embargo, se recomienda no utilizar jabón a diario en el primer par de meses, sino incluirlo en el baño cada tres días e ir reduciendo este lapso a fin de que la piel de tu bebé vaya adaptándose a el jabón en cuestión.

Es preciso destacar que no todos los niños toleran el baño, siendo común que algunos bebés desarrollen una leve dermatosis al contacto con el agua o jabón. No te preocupes, no es grave ni tampoco una alergia crónica, sino parte de su piel que recién se adapta al mundo. Para tratar este síntoma puede serte de mucha ayuda darle un baño coloidal a tu bebé.

Así mismo, en una tienda de bebes puedes encontrar accesorios útiles para el baño y otros cuidados que te pueden hacer las cosas más sencillas, por ejemplo bañeras o accesorios que permiten un baño cómodo al bebé, biberones antiderrame, etc.

Ropa

Aun si la temperatura ambiente es agradable, debes saber que el sistema térmico de los bebés no es aun tan bueno como el nuestro, por lo que un clima agradable para ellos puede ser frio. Un consejo tradicional pero útil en esta cuestión es vestirlo con una prenda más que nosotros. Aun con esto toca regularmente su cuello y espalda para monitorear su temperatura (y por ende de que tan cómodo se encuentra), de este modo podrás evitar que pase calor.

También es muy importante evitar colocar sabanas demasiado ajustadas alrededor de su cuerpo.

Así mismo, lava la ropa de tu bebé por separado, utilizando jabón neutro suave y sin utilizar suavizante. Si bien la limpieza es importante, los jabones agresivos pueden dejar la ropa con una leve estela química que en niños y adultos es imperceptible, pero en bebés pueden resultar en reacciones alérgicas para su piel.

Patrones de alimentación y sueño

No es un secreto que los bebés duermen mucho, pero aun con ello, muchos padres descubren que, pese a que un bebé recién nacido duerme en promedio más de 18 horas al día, este tiempo no es en ningún caso constante ni mantiene patrones, por lo que, será muy común que necesites alimentar a tu bebé cada cuatro horas y, así mismo, su tiempo despierto no obedece aun los patrones de sueño correspondientes a los ritmos circadianos (vigilia en el día y reposo en la noche).

Esto es preciso decirlo porque, como comentábamos al inicio de este post, dudas como si un bebé duerme mucho o duerme muy poco te pasaran seguro con la mente. Esta seguro por lo menos que lo normal es que tu bebé duerma en promedio 18 horas con lapsos de vigilia aleatorios.

La alimentación es otro tema, muchos padres se preocupan de que su bebé no este comiendo lo suficiente. Nada mejor para estar tranquilo sobre si tu bebé  se encuentra bien nutrido como checar si su peso coincide con el de un bebé  de su edad (medido desde semanas a años) y tamaño, esto lo puedes checar buscando la tabla de peso/tamaño en la red o bien, consultando con el pediatra, en caso de que tu bebé tenga un peso insuficiente, un profesional médico se encargara de encontrar la causa y dar la atención necesaria, más, no te sorprenda que, en la mayoría de los casos, pese a tu percepción de que tu bebé no tiene buen apetito (muy común en padres primerizos), en realidad se encuentre en un peso ideal.

La leche materna o en su caso, formula láctea especializada, es el alimento que tu bebé necesita durante los primeros meses de vida para mantenerse bien nutrido. Antes de los tres meses evita alimentar ocasionalmente a tu bebé con infusiones u otras bebidas que pueden, en el menor de los casos, causarle una indigestión a tu pequeño.