Ene 31

Google vendera Motorola a Lenovo

Google venderá Motorola Mobility a Lenovo por $2.9 billones de dólares. El acuerdo se produce dos años después de la compra de la compañía fabricante de teléfonos móviles fabricante de $12,5  billones de dólares,  inversión que fracasó en varios frentes.

descarga

Con esta operación, Lenovo se convierte en el tercer mayor fabricante en el campo de los dispositivos móviles en todo el mundo y continúa consolidando su presencia en el mercado global de las informática y electrónica. Lenovo también la semana pasada compró la división de servidores de IBM por 2,3 billones de dólares, y en 2004 ya había comprado el negocio de PCs Big Blue, por 1750 millones de dólares.

Los beneficios de la operación para  Lenovo son fáciles de entender, la compañía crea las condiciones para invertir en el segmento de telefonía móvil, con la entrada directa en el mercado de América (Estados Unidos y América Latina), y por el lado de Google también es fácil de entender los fundamentos de este negocio. La compañía se deshizo de “un monstruo” que no pudo volver a la vida, pero que mantuvo la mayor parte de los tesoros.

Dic 31

Audi y Google harán alianza

Audi y Google podrían anunciar la próxima semana una alianza que traería el sistema operativo Android a manos del fabricante de automóviles alemán. El software ha sido implementado en un sistema de información y entretenimiento que en algunos modelos de vehículos apoyarán su sistema.

Google-Audi

La alianza entre las dos multinacionales debe ser anunciada en el Consumer Electronic Show. Según The Wall Street Journal son cada vez más las empresas que participan en el sector automotriz, como Nvidia, por lo que Android también puede convertirse en una parte integral del sector de la automoción.

El objetivo es transmitir la misma experiencia de Android con el apoyo de servicios como Google Maps, Google Play, Google Music y YouTube en un coche. Por año se venden alrededor de 80 millones de vehículos ligeros, y son grandes segmentos que se pueden explorar aún más por el lado tecnológico.