Dic 24

Consejos para cuidar el medio ambiente

La contaminación del medio ambiente es un problema serio, pero la naturaleza del problema no es tan simple como mirar la cantidad de contaminantes y tratar de reducirlos, sino al abordaje del tema de forma poco motivante para las personas, es decir, mientras que una empresa puede cumplir determinadas anti-contaminación para evitar una multa, la mayoría de las personas seguiremos contaminando desde casa al no existir algo que nos comprometa o nos incentive a ser más ecológicos. Por ello, en lugar de hablare simplemente en este post sobre cómo puedes cuidar el medio ambiente, te diremos aquellas acciones que puedes realizar y que pueden representar un incentivo no solo moral, sino económico para mantener hábitos ecológicos.

consejos para cuidar el medio ambiente

Electricidad: hoy en día existen opciones de sistemas de energía solar caseros que nos pueden ayudar a ahorrar buena parte del gasto de electricidad que tenemos en el hogar. No te mentiremos, estos sistemas pueden costar desde varios cientos hasta miles de euros, por lo que para quien no está interesado en el medio ambiente no se trata de una opción que pasara por la mente a pesar de ser ayudar a disminuir el daño de uno de los principales problemas medioambientales.

Por otra parte, también es claro decir que la energía eléctrica no es barata, especialmente en cuanto a calefacción y/o aire acondicionado se refiere, por lo que a partir de aquí, desde un 20% a un 40% de ahorro en el gasto de luz, puede representar en muchos países un ahorro de varios miles al año, lo cual bien vale la pena. Haz los cálculos anuales de tu gasto en electricidad y puede que encuentres que has estado tirando el dinero al no contar con un sistema de energía solar.

Construcción inteligente: si estás construyendo tu hogar y vives en una zona donde el frio es muy crudo, puede que de antemano tengas que gastar una buena cifra de dinero en invierno por concepto de calefacción. Existen laminas terminas que se usan para la construcción de paredes y techos cuya función es la de retener más el calor, un efecto tipo termo, pero en que en el invierno puede ayudar a reducir el gasto en buena medida.

Gadgets de energía solar: muchos de nosotros utilizamos mouse, teclados y otros gadgets inalámbricos que se interconectan vía bluetooth. Más de una vez te habrás irritado al ver que la energía de las baterías se ha agotado y no cuentas con repuestos, por lo que toca salir a comprar más. Hoy en día existen gadgets que se cargan con energía solar y, aunque no es un ahorro precisamente de varios miles, la comodidad de preocuparnos por tener siempre baterías disponibles vale la pena para no interrumpir una mañana de trabajo para ir al centro comercial.