Imagen corporativa: Qué es y cuál es su importancia

De forma demasiado simplista, se suele considerar a la imagen corporativa como el conjunto de elementos gráficos (logos, decoración de sucursales, etc.), eslóganes, y otros elementos, especialmente aquellos que son susceptibles a ser propiedad intelectual de la empresa. Sin embargo, la imagen corporativa es mucho más que eso, no se trata solamente de vestirse diferente a como lo hacen otras empresas, se trata de proyectar la imagen correcta que no solo te distinga, sino que te ponga en el marco de opciones de clientes que están buscando tu servicio o producto.

identidad corporativa

Importancia de tener una imagen corporativa correcta

Una buena imagen corporativa no se trata solamente de ser fácilmente distinguible de tus competidores, esto es bueno, pero ser distinguible de otros no necesariamente crea una cartera de clientes, esto es la misma falacia de “no hay publicidad mala”, bueno, si la hay, pero la reflexión a entender es que, una empresa debe tener la imagen adecuada dirigida al consumidor potencial.

Por ejemplo, un banco no se puede permitir un logo, nombre y eslóganes irreverentes, como si lo puede permitírselo una cadena de comida rápida, la razón es que la gente busca una institución que seria, segura y profesional para guardar su dinero, hacer inversiones y otras operaciones financieras, es sobre la base de este tipo de consumidores con la cual los bancos crean su identidad corporativa, mientras que el restaurante, lo hace en base a crear expectativas sobre lo divertido que es comer en su cadena.

Lo anterior parecen ejemplos bufones, pero en realidad, no comprender el tipo de consumidor objetivo es uno de los errores que han cometido muchas grandes y pequeñas empresas, y es que no se trata solamente de que la gente recuerde su marca, sino de que la considere una opción a la hora de requerir el tipo de producto o servicio al que se dedica una empresa.

Es por ello que las empresas inteligentes contratan a profesionales en imagen corporativa para construir una identidad fuerte, con la que puedan fidelizar clientes y consolidarse, y todo ello involucra logos, pagina web, marketing, branding y en general, todo lo necesario para construir una imagen corporativa que no solo tenga visibilidad, sino que tenga autoridad en el sector en el que participa.

Es preciso decir que una buena imagen corporativa no se construye de la noche a la mañana, es un proceso que no concluye cuando se crea el logo, pagina web, diseño de interiores en sucursales y otros aspectos, sino que es una tarea que requiere de mantener una conversación constante entre la empresa y sus clientes fidelizados y potenciales, todo esto implica creación de contenido en redes sociales, buenas estrategias de marketing, responsabilidad social, etc. Puede parecer un trabajo duro, y lo es, pero el retorno de esta inversión vale mucho la pena.

Si usted no está seguro de cómo gestionar su imagen corporativa, la mejor opción es apoyarse en una agencia de profesionales, esto es especialmente recomendable en empresas nuevas o muy jóvenes, pues, una buena imagen corporativa es esencial para alcanzar las metas de crecimiento que se propone una empresa, y es que al final de cuentas, sea escoger un champú, contratar un mecánico o elegir un banco, todos los consumidores nos fiamos por la imagen y, por ende, enfocarse en ella es una prioridad esencial de cualquier empresa que busque consolidarse en su mercado.

Vía: n3-group.com

Deja un comentario