Francía podría sumarse a la presión para que Apple comparta datos de sus usuarios

A Apple no le esta yendo realmente bien con el tema de la presión gubernativo por acceder a sus sistemas. Si en medio de la riña entre el FBI y la compañía por el tema de las puertas traseras, sumamos ahora un enfrentamiento auxiliar por exactamente el mismo tema del otro lado del Atlántico, las dudas en torno a la situación de la compañía con respecto a la presión de las entidades públicas, comienza a tornarse algo complicado con el último movimiento de los socialistas franceses.

The Apple store inside the Louvre museum, in Paris.

Ahora resulta que, el miembro del Congreso de los Diputados socialista Yann Galut ha hecho una peticiión de enmienda a entre las leyes francesas que regulan el tema que, de aprobarse, forzaría a las compañias estadounidenses a abrir un acceso o bien una puerta trasera a los teléfonos de terroristas y, caso de que se negaran, se impondrán multas de hasta un millón de euros por cada caso al que las compañías no dejen el acceso.

El inconveniente, conforme notifica el diario Le Parisien, es que solo el año precedente había 8 teléfonos inalcanzables a la policía, todos vinculados de alguna forma con ataques terroristas, incluyendo los de la ciudad de París, y tensando la línea que aparta la privacidad de los datos de los usuarios con la seguridad y la protección de los ciudadanos franceses.

En el caso de Francia, solo el fiscal o bien el juez de instrucción van a tener acceso a las claves de cifrado de los fabricantes de móviles inteligentes, mas incluso de este modo no se garantiza que se vaya más allí en el futuro o bien en el recién actualizado estado de urgencia, y mientras que no se pueda asegurar el secreto de las comunicaciones para los inocentes, es una barrera que, cuando menos, habría de ser de discute público.

Deja un comentario