Formas para aprovechar el jabón más allá de la limpieza

Las características del  jabón son muy singulares, y por las materias primas implicadas en su fabricación, son excelentes para diversas tareas no exclusivamente de limpieza. Si no tienes idea a que nos referimos, con datos de jabones.info, aquí te decimos algunos usos que le puedes dar a tu jabón en barra de baño y que son una excelente forma para aprovechar esos residuos en tablilla que quedan de estos jabones cuando se desgastan.

cornershelving189

Desatascar cajones: En nuestros muebles con cajones que se deslizan con bisagras, suele ser común que estos se atoren. Muchas veces resulta difícil aplicar aceite, ya sea porque no se tiene, porque no tenemos un buen ángulo en el cajón o simplemente porque no queremos hacer un desastre difícil de limpiar. En estos casos, puedes utilizar jabón en agua, esta fórmula es mucho más maleable que el aceite, y te permite desatascar las bisagras de los cajones apuntando con un atomizador por ejemplo.

Pulir pequeñas grieta en paredes: Si bien existen resanadores de pared, en muchas ocasiones aparecen esas pequeñas grietas que más parecen una línea dibujada en la pared, y hace que usar un resanador sea difícil. Para estos casos, algo que nos sirve como una excelente manera para pulir y hacer desvanecerse esas grietas, es frotar una barra de jabón.

Para lo anterior, te recomendamos retirar la cubierta de pintura por ambos lados de la grieta, de modo que te permita mover el jabón y resanar, de modo que el jabón no arrastre cubierta de pintura de la pared, y que cuando tengas la pared lisa, puedas pintar sin mayor problema esa parte.

Para quienes saben como hacer jabon casero, el uso de la pasta con las sales para endurecer recién mezcladas puede ser una excelente forma para aplicar resane o incluso taponear hoyos.

Poner tornillos: Todos nos hemos topado con el clásico tornillo que simplemente no parece querer entrar, no porque sea una medida incorrecta, sino porque el ángulo o el magnetismo del destornillador nos ponen difícil la tarea.

Una forma sencilla de ajustar sin problemas los tornillos, es clavarlos en el jabón de barra o embarrar algo de jabón en masilla en las ondas del acero del tornillo, dado la maleabilidad pero también densidad del jabón, al introducirlo evitaras que se salga, pero el jabón a su vez seguirá siendo lo suficientemente blando como para que no te estorbe al ajustar bien el tornillo.

Deja un comentario